Ya está disponible el audioblibro y lo puedes conseguir en:

POR MARISBELIA TOMODO

Autoestima

búsqueda interior

(claves para descubrirla)

El propósito de Marisbelia al escribir este libro es compartir con sus lectores algunos conceptos, recursos y herramientas prácticas basadas en su experiencia y logros en el área de codependencia y autoestima. El corazón de la autora es poder inspirar a otros a obtener los mismos resultados que ella ha obtenido como consecuencia de tomar acción en base a los principios que ella comparte.

Marisbelia entiende que el miedo paraliza y el amor moviliza y está totalmente convencida de que es posible y fundamental aprender a vivir sin miedos. Este es un viaje que va del miedo al amor, en varios capítulos fáciles de entender y aplicar a nuestras vidas.

Blogger, Autora y Life Coach

Marisbelia Tomodo

Marisbelia es una mujer auténtica, con una mente curiosa y con un incansable espíritu de investigación cuya pasión es ayudar a otros a vivir una vida plena de bienestar integral como ella lo ha logrado en su vida.

Marisbelia se ha convertido en una verdadera especialista de la codependencia y la autoestima bajo la tutoría de expertos en la materia que a su vez siguen los principios y enseñanzas de autoras y maestras de clase mundial como Pia Mellody y Brené Brown.

Subscriptores en YouTube

Seguidores en Instagram

Seguidores en Facebook

{

Todos somos codependientes en distintos grados y mientras mas comprendamos esto, estaremos en mejor posición de lograr una autoestima sana en nuestras vidas.  

Marisbelia tomodo

Eventos pasados

16 al 22 de Noviembre 2020

La adolescencia a partir de los 50 - 1er Congreso Internacional

Cómo tenemos la certeza que reivindicar la adultez es una necesidad y también creemos que la unión hace la fuerza, organizamos este congreso para darle una nueva visión, trato y desarrollo a la vida a partir de los 50 años.
Te invitamos a participar y enriquecerte activa y positivamente, para así influir y conseguir una transformación de vida, salud física, emocional, mental, espiritual y profesional, logrando así una nueva visión de futuro.

Testimonios

[dica_divi_carousel item_width_auto=»on» item_width=»100%» item_width_tablet=»» item_width_phone=»300px» item_width_last_edited=»on|phone» centermode=»on» autoplay=»on» hoverpause=»on» autoplay_speed=»5000″ arrow_nav=»on» dot_nav=»on» advanced_effect=»1″ arrow_nav_color=»#FFFFFF» arrow_bg_color=»#000000″ dots_color=»#000000″ dots_active_color=»#0C71C3″ title_background=»RGBA(0,0,0,0)» arrow_position=»middle-outside» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» title_font=»|700|on||||||» title_text_align=»left» body_text_color=»#000000″ width=»100%» max_width=»100%» global_colors_info=»{}»][dica_divi_carouselitem title=»Ismaryenis Ramos» button_url_new_window=»1″ use_rating=»on» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Llegaste a mí en un momento donde la ansiedad, la búsqueda de paz mental y espiritual es imperativa en mi vida …

Hoy 31 de enero de 2022 hice mi primera hipnosis guiada por tí, y no sabes que día tan maravilloso he tenido hoy, me siento tan animada, tan enérgica! que experiencia tan maravillosa, me siento tan bendecida de que hayas llegado a mi vida y estoy convencida que con tu ayuda, meditaciones y el vivir estas experiencias contigo serán muy satisfactorias para mí…

Todo lo que me haz ayudado con tan solo mi primera hipnosis, me hace sentir que eres la persona idónea.
Me haz hecho ver que estoy tan cargada, tan herida y que todo ese cúmulo de cosas me hacen desconocerme…. Eso ya lo sabía, pero no lo había hecho de manera tan consciente como hoy y espero seguir de tu mano, siento que hablas con un profundo amor, hablas con esa verdad que una siempre busca, con esa empatia que te hace tan cercana …. Mil gracias mi querida Marisbelia mil gracias de corazón, que bendecida estoy con el Todopoderoso y con el Universo de que hayas aparecido como por arte de magia en mi vida …. Gracias siempre y aquí para Ti ….

[/dica_divi_carouselitem][dica_divi_carouselitem title=»Sissi – EE.UU.» button_url_new_window=»1″ use_rating=»on» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

En 2010 fui diagnosticada con fibromialgia y depresión crónica. A partir de entonces fui medicada y pase a ser un robot que no sentía y no podía expresar sus sentimientos y en realidad no sentía. Poco a poco me di cuenta que no era yo y que no quería vivir así.

En mi búsqueda por aliviar el dolor y la depresión conocí́ a Marisbelia. Ella dirigía un grupo y desde el primer momento sentí una gran confianza. En mis crisis de dolor o ataques de pánico era a ella a quien llamaba y al escucharla, la paz volvía a mí.

Cuando ella empezó́ a abordar los temas Del Miedo al Amor y la Codependencia en Facebook y YouTube, despertó́ en mí el deseo de saber más y unirme a los grupos de apoyo en Zoom me ayudó a entender que necesitaba curar heridas abiertas con mi madre y a trabajar en mi autoestima.

En el largo camino por aliviar el dolor crónico causado por la fibromialgia me di cuenta de que primero debí curar el dolor de mi alma y en el libro Autoestima he encontrado una gran ayuda, me gusto la facilidad de comprensión por la claridad en que está escrito, también está lleno de enseñanzas  positivas, motivadoras y los ejercicios que nos presenta son de gran ayuda para poder lograr la reconciliación de mi cuerpo y mente con mis sentimientos. Sé que estoy empezando este camino, pero ahora lo hago con una enorme sonrisa en los labios y muy agradecida.

Gracias, Bella, por hacer reír nuevamente a esta niña en mí.

[/dica_divi_carouselitem][dica_divi_carouselitem title=»Celina Ruelas – México» button_url_new_window=»1″ use_rating=»on» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Esta pandemia vino con todo a mi casa. Me devolvió a mi marido por 24-7, lo cual fue un sueño, solo que luego se convirtió en una pesadilla. Formé una familia de 7 hijos y ahora todos constituyeron sus propias familias. Regresaban a casa los fines de semana con sus respectivos hijos y parejas, a convivir un poco, a comer, a jugar, a cantar y también a bañarse en una pequeña piscina dispuesta para ellos. Mi casa era el punto de reunión de nuestros 13 nietos con sus abuelos.
Llegó la primera cuarentena y ese compartir se acabó. Comenzamos a sentirnos tristes. Luego surgió la desesperación, el enojo y la frustración por no poder recibirlos en nuestro hogar.
Además, nos vimos en la necesidad de traer a mi suegro a casa por una crisis de Halshimer. Pensé que su estadía sería solo el tiempo para superar su crisis, pero no fue así.  Entré en mi propia crisis, porque el tiempo que me dedicaba mi pareja, ahora era todo para atender a su padre. Aún sigue siendo así, ya han pasado 8 meses.

Mi mente colapsó y mi cuerpo enfermó. Subió la presión arterial y me detectaron  hipertensión. Mi hija menor me vio tan mal que sugirió me integrara a hacer unas meditaciones diarias por medio de la plataforma Zoom, a lo que respondí: Sí, hija, ayúdame.

Este fue el comienzo para reconocer mi propio yo, carente de atención.

¡Qué sorpresa! Ser bienvenida a un remanso de amor y cariño por una mujer llamada Marisbelia Tomodo. Escuchar su voz, tan dulce y suave, era un deleite para mi espíritu abatido. Comencé a hacer consiente mi respiración, era agitada y corta; mi cuello estaba tenso. Entonces, poco a poco empecé a soltar. Atendí a una invitación a participar en un taller llamado Conversemos. Me presenté, sentí que no era mi lugar, ya que los temas eran muy intelectuales y creí que yo no encajaría, pero era tanta mi necesidad de ayuda que me atreví a pedir la palabra. No recuerdo el tema a discutir, pero hablé del suicidio de mi padre, el cual sucedió cuando yo tenía 13 años. Me escucharon. Lloré y recibí apoyo y comprensión. La siguiente semana estaba presente y de nuevo me ayudaron a destapar la cloaca. Vi mis heridas de la infancia, mi enojo con la figura masculina, por ende con Dios (al que no le creía); vi a mi padre y a mi esposo, a quien le he cobrado factura por mis carencias y comprendí que él no es mi padre.

Volvió a rescatarme esa maravillosa mujer. “Mi bella”, la llamo. Ella, con su dulzura, ha hecho que empiece a conocerme para amarme, identificando de dónde viene tanta necesidad de querer ser perfecta, al vivir una vida tan imperfecta. Hoy me acepto “perfectamente imperfecta”.  Entendí y sentí en mi corazón la oportunidad de sanarme a través de la presencia de mi suegro en casa, al darle amor a mi padre por medio de él; de perdonarme por haberlo juzgado y haberme hecho tanto daño al negar la parte del papá que sí tuve, ese padre cariñoso y juguetón. Hoy sigo trabajando en conocer qué le duele a Celina, como la indiferencia. Hoy sé que yo soy responsable de mí, de  lo que siento pienso y de lo que hago; esta es mi vida y yo decido cómo vivirla y aunque sigo cometiendo errores, sé que no soy un error.

¡Soy extraordinaria! Gracias, Marisbelia por pulirme y ayudar tanto a mi familia, eres grandiosa obra de Dios. ¡Como yo, me dirías tú! Jajajaja. Te quiero mucho, mi gran maestra de vida.

[/dica_divi_carouselitem][dica_divi_carouselitem title=»Paulina – Chile» button_url_new_window=»1″ use_rating=»on» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Conocí a Mari gracias a la pandemia. El encierro, el miedo a salir y contagiarme, gatilló ciertos problemas que venía arrastrando hace algún tiempo. Me sentía ansiosa, nerviosa, temerosa y sola, tratando de acostumbrarme a una realidad completamente distinta a la esperada. Conocí a Mari en un encuentro que se hizo entre coaching y personas interesadas en tomar sesiones. Su trabajo en sanar al niño interior fue el que me motivó a tener sesiones de sanación con ella. Me acompañó en el proceso de conocimiento de mi niña, me explicó con cariño cada una de las preguntas y dudas que tenía durante el camino y me invitó a participar en un grupo de meditación que fue un tremendo aporte en mi vida. Desarrollar la calma, el autocuidado y el amor a mí misma a través de la meditación me dio calma espiritual. Esta es la experiencia más rescatable del año de la pandemia.

[/dica_divi_carouselitem][dica_divi_carouselitem title=»Neivy Morales – EE.UU.» button_url_new_window=»1″ use_rating=»on» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

En la noche más oscura de mi alma, tras un colapso nervioso, estando al borde de la locura, Marisbelia Tomodo me dio su mano y me guio al camino de la sanación. Ahora, no solo salí de ese lugar, sino que actualmente soy life coach. Sigo los pasos de esta hermosa maestra de vida, y mentora. La sanidad sí es posible, sí existe otra forma de vivir la vida: del miedo al amor.

[/dica_divi_carouselitem][dica_divi_carouselitem title=»Claudia Morales – México» button_url_new_window=»1″ use_rating=»on» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Me queda claro que, en este camino de sanación y reconocimiento de nuestro ser, hay varios pasos, procesos, etapas que deben de suceder para encontrarnos. Una de ellas es la sanación de nuestra niña interior (es mi caso 😊). Cuando conectas con ella, la escuchas, la amas, la entiendes y le dices que todo estará bien, y suceden esos cambios maravillosos y entonces estás lista para la siguiente etapa. En mi proceso conocí personas maravillosas. A Mari le tengo un gran agradecimiento porque me guio en esta sanación, siempre digo que es la mamá de nuestros niños interiores 😊. Déjense llevar por Mari, es una experiencia maravillosa.

[/dica_divi_carouselitem][dica_divi_carouselitem title=»Nancy Cofre – Chile» button_url_new_window=»1″ use_rating=»on» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Marisbelia llegó a mi vida en una etapa compleja. Yo vivía en un estado de odio, de rencor; con baja autoestima y mucha culpa. Me maltrataba a cada instante y sentía que era inferior a los demás. Estaba desorientada.

Con ella detecté y comprendí en cuál etapa de mi vida comencé a guardar tanto enojo en mi corazón. Trabajamos en sesiones con mi niña interior. Lo hizo con mucho amor y paciencia.

Aprendí a tratarme bien, a no usar palabras de agravio en contra de mí, a no denigrarme y a no juzgarme. Comencé a quererme.

Durante este proceso, Marisbelia me invitó a participar en su grupo de meditación. De lunes a viernes a las 21 horas nos conectábamos para vivir la experiencia de relajar el cuerpo, aquietar la mente y querernos.

Finalmente, me invitó a su Taller de Codependencia, donde descubrí cuales son la actitudes que me identifican como codependiente y decidí sanar.

En este recorrido me quedó claro que sin la guía del Espíritu Santo no puedo avanzar.

Solo me resta agradecer desde lo más profundo de mi corazón el amor y entrega de mi querida Marisbelia y el gran aporte que ella da como profesional y consejera.

[/dica_divi_carouselitem][dica_divi_carouselitem title=»Bety Guereca – EE.UU.» button_url_new_window=»1″ use_rating=»on» _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

En 2021 se cumplen 16 años de tener el placer de conocer a Marisbelia Tomodo. Realmente ha sido muy valioso para mí recorrer todo este tiempo con ella, tanto en su trayectoria profesional como en la personal.

Marisbelia es una mujer emprendedora, ella pone su cuerpo y alma en todo lo que hace. He sido muy bendecida porque he recibido cosas buenas, positivas y prácticas de parte de Marisbelia, que han cambiado mi vida favorablemente. Sus talleres siempre son muy interesantes, fáciles de incorporar a mi vida.

El taller Conversemos es uno de mis favoritos. Me fascinó por cómo fue llevado en una atmósfera donde la pena y el miedo no tenían lugar y logré adquirir muchos consejos y técnicas que al aplicarlos hicieron que mi vida diera un giro de 360 grados.

Ahora me siento más segura, aprendí a quererme a mí misma, a manejar mi vida con menos estrés y más satisfacción propia. El taller me encantó, lo recomiendo altamente.

La pandemia mundial llegó sorpresivamente para todos. El Taller de Meditación con Marisbelia, que se inició alrededor de marzo de 2020, ha sido la mejor herramienta para contrarrestar el miedo, el estrés, la incertidumbre, porque ¡aprendí a respirar! Posteriormente aprendí a meditar, algo maravilloso que me da mucha paz.

Llegaban las fiestas decembrinas y aún seguía la pandemia y Marisbelia ofreció el Taller Re-encontrar la navidad. Una actividad fabulosa que me ayudó a prepararme para la Navidad sin mis hijos; increíblemente, ni lloré, aprendí a ver el lado bueno y modificar los escenarios.

Realmente no tengo palabras para agradecer todo lo bueno que he recibido de Marisbelia. Sigo luchando día a día gracias a todas las herramientas que he reunido a lo largo del recorrido con diferentes talleres. Marisbelia Tomodo me tendió la mano para ayudarme y sorprendentemente mi vida encontró la luz, la alegría y la seguridad que por alguna razón no había vivido.

 

[/dica_divi_carouselitem][/dica_divi_carousel]

Articulos de Blog

Sígueme por aquí 

No puedo amar lo que no aprecio

No puedo amar lo que no aprecio

Reflexión de hoy… No puedes amar lo que no aprecias. Desarrolla tu innata capacidad de ser agradecido en todo tiempo. ¿Cómo? Enfócate primero en ti, reconociendo tus cualidades que te han guiado a estar donde estás hoy para poder apreciarte. Puede que me digas que hoy...

Invitación al reto «Regálate un NO»

Invitación al reto «Regálate un NO»

Mis queridas amigas y seguidoras: Les comparto lo prometido en el Episodio 011 del Podcast: Invitación al Reto “Regálate un NO”. Esta es una hoja para que lleves el record de tus emociones diarias y semanales como quiera que te funcione personalmente. Fue idea de una...

Manténte al día aquí

Manténte al día aquí

Únete a mi lista de distribución para que recibas periódicamente información via correo electrónico acerca de las últimas actividades, eventos y ofertas relacionadas con mi sitio.

 

Gracias. Te has suscrito correctamente.